WE.

Mi foto
Porque el cielo está al alcance de unos pocos, o eso dicen. Y sí, si pienso en él aparecen imágenes inconexas, retales abstractos e inteligibles en lo que al significado se refiere. Reales para el soñador. Pensamientos; ciudades, tráfico sofocante, aire cargado de vidas ajenas; besos que se dan con rabia, labios tintados de rojo; un cigarro insinuante en tu boca -mejor cuando cae la tarde y el sol se esconde-. Susurros en mi oído que se comportan como una corriente electrica, que viaja por mi anatomía, que se desliza hasta producir cosas inexplicables. Efectos en mí. Porque lo lejano está muy cerca tratándose de tus ojos y el cielo, resulta alcanzable si reflexiono en él como en algo semejante a todo eso -depende de la compañía con la que se siente-.

Páginas vistas en total

martes, 19 de febrero de 2013

Por poder, puedes hasta volver.





Podrías volver. Podrías recordar todo eso que pasamos una vez y que posiblemente no volvamos a pasar. Podrías echarme de menos o simplemente, querer saber lo que hago con mi vida desde que no estás tú. Podrías echar de menos mis besos, mi sonrisa, esas risas que acababan en cosquillas o podrías querer recordar el color de mis ojos. Pero no, eso no va a pasar. Ahora tienes otra vida, tal vez mejor, tal vez peor o incluso igual que cuando estaba yo. Recuerda que, aunque creas que todas podemos ser igual, yo fui la única que consiguió que quisieras estar a mi lado y no donde estuvieses. A lo mejor fui ese antes y ese después, ese cigarro después del polvo, ese vaso de agua fría un día de verano o ese calor de chimenea un frío mes de Enero. Y no te digo que me supliques o que me pidas perdón por todo lo que pasé por ti, solo te digo que puedes hacer muchas cosas con lo "nuestro". Que por poder, puedes hasta volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario